lunes, 19 de noviembre de 2012

Calamar Relleno en Salsa Especiada



Ya no se cuantas veces voy a pedir disculpas, pero ojalá el día tuviera 36 horas y así poder dedicar un par de horas a visitar todos los blogs de amigos que me siguen y otras tantas a mi familia que también la tengo bastante olvidada, aunque son los primeros que me apoyan en mi nuevo proyecto, que me tiene plenamente ocupado. Como veréis últimamente no tengo tiempo ni para dejar alguna historia o reflexión a la que os tenía acostumbrados. 

Pero hoy va a ser una excepción y se la quiero dedicar especialmente a Rosa y también como no a todos los que me siguen desde todos los rincones del mundo.

Quiero decir que el día que la ley lloré como un niño chico, lo cual me hace pensar que aún tengo sentimientos y corazón je,je,je. Os cuento....

Su nombre es Silvia, maestra de 5º grado, el primer día de clase lo inició diciendo a los niños una mentira. Ella miró a sus alumnos y les dijo: Los quiero a todos por igual. 

Pero ahí en la primera fila, desparramado sobre su asiento, estaba Carlitos. 

Silvia había observado a Carlitos desde el año anterior, había notado que era diferente a los demás niños, no jugaba, su ropa estaba siempre descuidada y por su aspecto necesitaba darse un buen baño.

Carlitos comenzó a ser desagradable, la maestra comenzó a marginarlo y al más pequeño error en sus tareas, sin contemplación lo corregía.

En la escuela había una norma. Los maestros debían revisar el historial de cada uno de sus alumnos, pero Silvia dejó el expediente de Carlitos para el final. Cuando lo revisó, se llevó una gran sorpresa. La maestra de primer grado había escrito: Carlitos, es un niño muy brillante con una sonrisa sin igual. Hace su trabajo de manera eficiente y tiene muy buenos modales, es un placer tenerlo en clase.

Su maestra de segundo grado escribió: Carlitos, es un excelente estudiante, se lleva muy bien con sus compañeros, pero se le nota preocupado y triste por la grave enfermedad que está sufriendo su madre. Creo que debe ser muy difícil, para un niño de su edad.

La maestra de tercer grado escribió: Su madre ha muerto, ha sido muy duro para él, se esfuerza en hacer lo mejor, pero su padre no muestra mucho interés, considero que se deberían tomar ciertas medidas para que no afecte al desarrollo del niño y a su carácter.

Su profesora de cuarto grado escribió: Carlitos se encuentra atrasado con respecto a sus compañeros y no muestra mucho interés en la escuela. No tiene muchos amigos y en ocasiones se duerme en clase.

Al leer el expediente de Carlitos, Silvia se dio cuenta del mal que estaba haciendo al marginar y no tratar con amor a un niño con un problema tan grave y se sentía apenada y arrepentida por su actitud.

Pasó poco tiempo y muy pronto llegaría la Navidad. Los alumnos, como de costumbre, le trajeron sus regalos, envueltos en fino papel y grandes lazos, excepto el de Carlitos. Su regalo estaba dentro de una bolsa de papel.

A Silvia le dio pánico abrir ese regalo en medio de los otros niños, algunos se podían reír y otros se burlarían. Pero no tuvo más remedio que hacerlo. Dentro de la bolsa había un viejo brazalete y un frasco de perfume usado. Los niños empezaron a burlarse, pero ella detuvo las burlas de los niños al exclamar lo precioso que era aquel brazalete mientras se lo probaba y lo mucho que le gustaba el perfume, mientras se ponía un poco de perfume en la mejilla.

Carlitos se sorprendió de la actitud de la maestra y se quedó hasta que todos se hubieran ido para decirle: Silvia, en el día de hoy usted es como mi mamá.

Desde ese día, ella dedicó tiempo y amor a ese niño, que un tiempo atrás había dejado de lado. 
Cuando llegó el final del curso escolar, Carlitos se había convertido en uno de los niños más aplicados de la clase. Por eso Silvia estaba emocionada y muy contenta…porque Carlitos se había convertido en su alumno más querido y preferido.

Un año después, ella recibió una carta de Carlitos, diciéndole que había sido la mejor maestra que había tenido en toda su vida. Seis años después recibió otra carta, diciéndole que había terminado sus estudios secundarios y que ella seguía siendo la mejor maestra que había tenido en toda su vida.

Cuatro años después, recibió otra carta que decía que a pesar de que en ocasiones las cosas fueron muy duras, se mantuvo en la escuela y pronto se graduaría con los más altos honores.

Volvió a repetirle a Silvia que seguía siendo la mejor maestra que había tenido y que la admiraba.

Cuatro años después recibió otra carta, en esta ocasión le contaba que había terminado sus estudios en la Facultad de Derecho y continuaba la carta diciendo las mismas palabras que las anteriores, que ella seguía siendo la mejor maestra que había tenido y su favorita. Pero más adelante en la carta le contaba que su padre había fallecido y también que iba a casarse. Le preguntó si le gustaría ocupar en su boda el lugar que normalmente es reservado para la madre del novio y Silvia aceptó.

El día de la boda, se presentó vestida como una reina, con el viejo brazalete en su muñeca y perfumada con el recuerdo que conservaba, desde aquella Navidad. Carlitos emocionado la abrazó, le dio un beso y le susurró al oído: Gracias Silvia por creer en mí, gracias por haberme hecho sentir la diferencia y por ayudarme en el momento más difícil de mi vida.

Silvia con lágrimas en los ojos, le dijo: Te equivocas, tú fuiste el que me enseñó a mí, yo puedo hacer la diferencia. Aprendí a ser verdaderamente una maestra, cuando te conocí.

"En agradecimiento a José Luis Prieto"

Y ahora me vuelvo a secar las lágrimas y os doy la receta, ligera y baja en calorías.
 

Ingredientes:

1 Calamar Grande
200gr. Gambas
1 Huevo Cocido
1 Cebolla
1 Diente de Ajo
1 Pimiento Verde
150gr. Tomate Frito
1 Cucharada Especias One-for-all NoMU
Aceite de Oliva Virgen Framoliva
Vino Blanco
Laurel

1.- Pelamos las gambas y limpiamos el calamar.
2.- Troceamos las gambas peladas y las patas de la cabeza del calamar.
3.- Picamos el huevo duro y lo agregamos al relleno.
4.- Añadimos también media cebolla picada.
5.- En un sartén sofreímos con aceite de oliva Framoliva la otra media cebolla, el pimiento verde y el ajo lamiando.
6.- Añadimos el tomate frito y una cuchara de especias one-for-all NoMU
7.- La mitad del sofrito se la agregamos al relleno y mezclamos todo. Rectificamos de sal.
8.- Vamos rellenando el calamar y cerramos con unos palillos.
9.- Con el resto del sofrito lo pasamos por la batidora y se lo agregamos al calamar en una cacerola.
10.- Ponemos una hoja de laurel, un vaso de vino blanco y otra cucharadita de especias one-for-all NoMU.
11.- Dejamos cocer a fuego medio unos 20 minutos con la tapadera puesta. A la mitad damos la vuelta de cara al calamar.
12.- Destapamos y dejamos 5 minutos para que espese la salsa.
13.- Servimos abrimos y cubrimos con salsa.
14.- Listo para comer.



















































FELIZ SEMANA A TOD@S



27 comentarios:

  1. que foto más fabulosa!!el corte es fantástico

    ResponderEliminar
  2. Pues el otro día lo comimos. La verdad que quedan muy buenos. Nosotras lo rellenamos de jamón y las patitas y quedan súper ricos. Ya haremos la entrada. Besos.

    http://cocinandoconlaschachas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Bravissimo Paco, questa ricetta mi piace molto. Buona settimana

    ResponderEliminar
  4. Una pasada de paso a paso....Oliva lo hiciste genial, muy bien explicado...y encima con una receta de escandalo...estos calamares me los llevo a mi cocina...!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. EL CALAMAR DELICIOSO Y LA SALSA PARA MOJAR PAN. SIN PARAR

    ResponderEliminar
  6. Me gustaría ser Silvia en todos los aspectos de mi vida
    La receta me ha encantado y el paso a paso estupendisimo Menuda salsita
    Me quedo viendo tus estupendas recetas que no quiero perderme nada
    Bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  7. Me he emocionado con la historia,gracias por compartir es muy linda.Los calamares deliciosos y además muy bien explicados fotográficamente.Saludos

    http://blogdebelenpuertas.blogspot.com.es/
    http://conpiculinasycarretes.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante como siempre tu receta, los ingredientes son fáciles de encontrar y frescos es una de las mas sencillas de preparar EL CALAMAR..
    Me gusta la textura de la salsa.

    ResponderEliminar
  9. me encantaaaaaaa te ha quedado delicius... ya tengo el pan ehhhh jajajja pa mojar bien en esa salsita mmm

    ResponderEliminar
  10. Una delicia de receta ¡¡¡ Una salsa riquisima, para mojar pan. Este Calamar es una hermosura, con su relleno fabuloso. Me encanta la receta

    Un Abrazo, Agustí Cangrejo Grande

    ResponderEliminar
  11. Me emocioné con la historia muchísimo y qué te digo de la receta, para mí es perfecta, el paso a paso excelente y tú cocinas delicioso!!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Que historia tan emotiva... La receta me ha encantado, te quedo genial y el paso a paso perfecto. Besos :)

    ResponderEliminar
  13. La historia la conocía a traves de un pps hace tiempo y cierto es que uno toma emoción al leerla o verla con imágenes.

    El calamar realamente bueno y genial......

    Por mi parte estás disculpado en cuanto a las visitas, cierto es que hay que dedicarle un tiempo en muhcas ocasiones uno no tiene...... pero en fin...poco a poco

    ResponderEliminar
  14. Buenos dias....magnifica receta y estupendo el paso a paso...increible!!!!
    Muy tierna la historia, no la conocía!!!!
    Te deseo todo lo mejor en tu nuevo proyecto...muchisima suerte!!!!!!

    ResponderEliminar
  15. receta deliciosa, la historia emocionante, pues nada, que a veces hay poco tiempo pero es normal....
    gracias por compartir, eso si, tan deliciosas recetas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Todo un lujo de calamar. Un besazo.

    ResponderEliminar
  17. Que plato mas bueno! me gusta un monton. La historia emociona de verdad. Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Menudo platazo!! luce increible, y la explicación en fotos paso a paso ayuda mucho. No puedo dejar de probarlo

    ResponderEliminar
  19. Una historia preciosa y una receta buenísima, como siempre!!
    Un besete y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  20. Estos calamares hoy no van a necesitar sal.. de las lagrimas por esta bonita historia!! Besos :)

    ResponderEliminar
  21. El calamar relleno es uno de mis plato preferidos..mi madre lo hace todas las navidades y es una gozada, no hay mas que ver el corte del tuyo para saber que esta delicioso! un beso

    ResponderEliminar
  22. Qué historia tan bonita, es muy emotiva, para reflexionar.
    Los calamares deliciosos, me gustan mucho con su salsita.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. tengo los pelos como escarpias, menos mal que esos calamares me han quitado el mal sabor, tienen que estar para morirse, ah suerte en tus proyectos:)bsts

    ResponderEliminar
  24. Hola Paco, hoy no voy a empezar por la receta, no puedo, lo primero darte las gracias por dedicarme la historia, por que es a mi verdad? a ver si va a ser a otra Rosa y me lo estoy adjudicando jejeje, no en serio, es preciosa y la verdad es que se te hace un nudo en la garganta que no te deja tragar, hay veces que teenseñan cosas personas y situaciones que no podrias ni imaginar. Me encantan todas las que pones, esta con tu permiso me la llevo al Blog para que la vean mis amigos.
    En cuanto a la receta no se puede explicar mejor hijo, no hace falta leer casi ni una linea, lo das mascadito, aunque ha faltado una cosa para mi gusto, un tuper en mi casa lleno de esos calamares que tiene que estar que te quitan el sentio.
    Un besito y gracias

    ResponderEliminar
  25. Paco este plato si lo ven en mi casa te lo dejan limpio.

    ResponderEliminar
  26. El corte es todo un escandalo!
    Delicioso, sin duda.

    ResponderEliminar

Gracias, tus comentarios me ayudan a seguir ilusionado y mejorar cada día.

¡¡¡ DEJA TU COMENTARIO !!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...