domingo, 8 de septiembre de 2013

Almóndigas en Salsa de Tomate


Je, je, je......Ya, ya lo sé pero no está mal escrito, también está permitido decirlo así. La palabra "almóndiga" existe, vamos que si consultas el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española la vas a encontrar y para aclarar dudas aquí tienes el enlace:

ALMONGIDA=ALBONDIGA

Y aclarado esta duda lingüística  y como hace bastante tiempo que no os cuento una historia.....ahí va una para reflexionar un poco:

El Anciano Sabio

Un anciano que pasaba los días sentado en un banco de la plaza que estaba a la entrada del pueblo, era muy querido por sus vecinos y siempre contestaba con mucha sabiduría a cualquier pregunta que le hicieran.
Un día, un joven se le acercó y le preguntó:
–Hola, señor, acabo de llegar a este pueblo, ¿Me puede decir, cómo es la gente de este lugar?
–Hola hijo, ¿De dónde vienes? Preguntó el anciano.
–De un pueblo muy lejano.
–Dime, ¿Como es la gente allí?
–Son egoístas, envidiosos, malvados, estafadores… por eso me fui de aquel lugar en busca de mejores vecinos.
–Lamento decírtelo, querido amigo, pero los habitantes de aquí son iguales a los de tu ciudad.
El joven, lo saludó y siguió viaje.

Al siguiente día pasó otro joven, que acercándose al anciano, le hizo la misma pregunta:
–Acabo de llegar a este lugar, ¿Me podría decir cómo son los habitantes de esta ciudad?
–¿Cómo es la gente de la ciudad de dónde vienes?
–Ellos son buenos, generosos, hospitalarios, honestos, trabajadores… tenía tantos amigos, que me ha costado mucho separarme de ellos.
–Los habitantes de esta localidad también son así. Respondió el anciano.
–Gracias por su ayuda, me quedaré a vivir con ustedes.

Un hombre que también pasaba muchas horas en la misma plaza, no pudo evitar escuchar las dos conversaciones y cuando el segundo joven se fue, se acercó al anciano y le preguntó:
–¿Cómo puedes dar dos respuestas completamente diferentes si los dos jóvenes te hicieron la misma pregunta?
–En realidad todo está en nosotros mismos. Quien no ha encontrado nada bueno en su pasado, tampoco lo encontrará aquí. En cambio, aquellas personas que tenían amigos en su ciudad de origen, también los encontrarán aquí, porque las personas reciben aquello que ellas mismas están dispuestas a dar a los demás.

«Todo lo bueno y lo bello de la vida que necesitas, lo llevas dentro de ti. Tú simplemente déjalo salir, compártelo con los demás y cuando menos te lo esperes regresará a tu vida»

¿A que es bonita?  Pues hay que agradecérsela a José Luis Prieto y su web www.reflexionesparaelalma.net 



 Ingredientes:

1kg Tomates Rojos de Huerta
1 Cebolla
500gr Carne picada mixta
1 Cucharadita de Ajo granulado
3 hojas Laurel
2 Huevos
Pan Rallado
Perejil
Azúcar (al gusto)
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal


1.- Picamos media cebolla y ponemos a rehogar con aceite de oliva.
2.- Pelamos los tomates y troceamos.
3.- Agregamos los tomates al sofrito de cebolla, junto con las hojas de laurel y la cucharadita de ajo granulado.
4.- Dejamos freir durante unos 20 minutos a fuego medio. Si queremos podemos agregar un poco de azúcar para rebajar la acidez del tomate.
5.- Mientras mezclamos la carne picada con la media cebolla picada, un poco de pan rallado, el perejil,  los dos huevos batidos y un poco de sal. (si queremos que resulten más esponjosas podemos añadir miga de pan)
6.- Vamos haciendo bolas de carne y pasando por pan rallado.
7.- Freímos en abundante aceite de oliva virgen extra y reservamos.
8.- Transcurrido el tiempo del tomate frito, lo pasamos por la batidora.
9.- Agregamos las albóndigas a la salsa tomate y dejamos a fuego lento unos 10 minutos.
10.- Listo para comer



























15 comentarios:

  1. que ricas y que gracia lo del titulo te quedaron divinas tus almondigas jeje

    ResponderEliminar
  2. Las albóndigas están ricas de todas las maneras cocinadas.Gracias por esta maravillosa historia .Saludos y feliz domingo

    ResponderEliminar
  3. Me vuelven loca las albondigas (o almondigas, jeje), son ademas tan versatiles, verdad? Una buena historia la que has publicado, da mucho que pensar...
    Besinessss

    ResponderEliminar
  4. Habra que probar las almondigas, y ya puestos a darle una patada al castellano tradicional, otro dia podemos hacer cocretas, que tambien la acepta el diccionario pero no deja de sonar mal, aunque tratandose de comida lo importante no es como suene sino como sepa y esas almondigas deben estar riquisimas, gracias por la receta y la historia.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Las "almondigas" con tomates, ummm, era la comida preferida de mi hija cuando era peque., que buenas son.

    ResponderEliminar
  12. Un plato que en casa nos encanta ¡Qué ricas!

    ResponderEliminar
  13. Que "almóndigas " más buenas, Arguiñano lo ha puesto de moda, el dice que no sabe decirlo de otra manera, pero es verdad esta en el diccionario así que que más dá si están tan buenas como estas. La historia tan buena como todas las que nos regalas Paco. Un beso

    ResponderEliminar
  14. hola buenas te unes a mi blog y yo me uno al tuyo?
    mi blog es
    http://lacasitadeaitana.blogspot.com.es/
    besitos noemi

    ResponderEliminar
  15. Hum... Que boas almôndegas, gostei do seu blog, visita o meu e dá a tua opinião. Já sou tua seguidora. bjs

    http://ocantinhodasnia.blogspot.pt/

    ResponderEliminar

Gracias, tus comentarios me ayudan a seguir ilusionado y mejorar cada día.

¡¡¡ DEJA TU COMENTARIO !!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...